La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es una de las propuestas que más han impulsado al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien propone utilizar los recursos de esta obra para construir un aeropuerto más pequeño y económico, sin embargo, ahora AMLO ha asegurado que la cancelación del proyecto aún no es una decisión final.

«No estamos cerrados al nuevo aeropuerto, no es una decisión tomada, es buscar lo que más le conviene a México. Lo que no queremos es destinar la mitad de la inversión pública a una obra, necesitamos distribuir la inversión en todo el país», afirmó AMLO.

El candidato aseguró que no se opone a la construcción del aeropuerto, «pero no voy a destinar la mitad de la inversión pública sólo para una obra. Eso no se puede».

Agregó que no se trata de cancelar el proyecto, sino de «resolver el problema sin gasto o inversión excesiva y sin corrupción».

[Con información de El Financiero]