Campesinos en Puebla denuncian que VW los dejó sin lluvias

Un grupo de campesinos del estado de Puebla han denunciado ante las autoridades y medios de comunicación a la empresa Volkswagen por haber ‘bombardeado’ el cielo con cañones anti granizo para evitar que llueva en la entidad, hecho que ha provocado sequías y acabado con al menos 2 mil hectáreas de cultivos.

De acuerdo con los medios locales, los equipos antilluvias se activan cada 10 segundos cuando en la zona metropolitana de Puebla se forman las nubes, a pesar de que el gobierno local únicamente le dio permiso de utilizar estos artefactos dos horas al año para evitar efectos medioambientales.

De hecho, durante el año pasado algunos legisladores federales exhortaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Sagarpa para prohibir el uso de estos artefactos, pero de momento no se han tomado medidas.

Más de una docena de campesinos de los municipios de Coronango y Cuautlancingo, donde se encuentra la fábrica, aseguran que el uso de estos artefactos no solo están provocando sequías, sino que incluso los mantos acuíferos locales se están secando.

Por su parte, los directivos de la empresa emitieron un comunicado en el que reconocen el uso de estos cañones justificando que con las ondas sonoras buscan adelgazar los granizos para que no causen daños a sus autos a la hora de caer en tierra. Sin embargo, especialistas entrevistados por este medio aseguran que el efecto sí ahuyenta las lluvias.

[Con información de Huffington Post]