La empresa automotriz Brose, que ya cuenta con dos plantas en Querétaro, invierte 170 millones de euros en la construcción de su nuevo complejo, mismo que se ubica en el municipio de Colón.

Para esta nueva planta, la empresa alemana dará trabajo a 900 personas, entre ingenieros y técnicos, que serán contratados en un plazo de dos años.

El director general de la compañía en la entidad, Miguel Ángel Castillero Sánchez, señaló que actualmente es la mayor inversión que se hace en México.

El próximo 6 de junio, esa misma empresa realizará un reclutamiento masivo.