Gastronomía queretana: Antojitos y mercados

La cocina queretana está dividida por regiones. En el semidesierto la materia prima son las cactáceas, como el nopal que da origen a un sinnúmero de recetas. Los insectos también forman parte de la exótica cocina indígena de esta zona del estado.

La Sierra Gorda ofrece una vasta carta de platos que mezclan recetas, sabores y tradiciones indígenas y mestizas: carnes secas, atole de teja confeccionado con semilla de girasol y, por supuesto, el famoso y descomunal zacahuil, tamal preparado con carne de cerdo, pollo o guajolote y guisado con variedades de chiles secos.

Blablacar

La zona de los valles centrales posee tradiciones culinarias surgidas de las antiguas haciendas, creando la fama de los criaderos de cerdos que han dado renombre a Querétaro por sus exquisitas carnitas y chicharrones. Mención aparte merecen la gran variedad de quesos que se producen en la región, la barbacoa de borrego y, por supuesto, las famosas enchiladas queretanas, deleite de cualquier viajero que visite nuestro estado.

Mercado de La Cruz

En este mercado es necesario aclarar que dentro de él pueden gorditas asadas, rellenas, fritas, frías y calientes, de maíz quebrado, moradas y hasta dulces, es decir, todas las disponibles en la tradición gordera. Además de gorditas, hay tortas, licuados, verduras, viandas, piñatas, galletas a granel, panaderías, quesos, puestos de barbacoa y montalayo, y muchas más maravillas. Gutiérrez Nájera, entre Universidad y 15 de Mayo.

1365583874_cocinatradicional

Hot-dogs de la Congregación

De jueves a lunes, alrededor de las ocho de la noche, llegan dos hermanos y un carrito a la esquina de Pasteur y 16 de Septiembre, justo en contraqesquina del santuario de la Congregación. Calienta la parrilla, pican las verduras, asan las salchichas, fríen el tocino y comienzan a repartir los hot-dogs más famosos de esta ciudad.

12167845_2yAVGjPkWU2IKFni3fXlOg2Q6okV7eIuseCBFGo6Y70

Tortas de frijol en Ocampo

El pan con frijol se recomienda para la cena y hay que llegar en punto de las 20:00 hrs. a alargar la fila que los espera, porque se pueden acabar. De lunes a jueves a la mitad de la cuadra de la calle de Ocampo, entre Arteaga y Pino Suárez. Ocampo, a 100 metros de la esquina con Guerrero.

v5hOA_HEn29vCv3k08-DB5HVQ90HD100JhstluUmbdY

 

Tacos de copete al inicio de la calle 5 de Mayo

Si de verdad estás emocionalmente listo para probar los mejores tacos de copete del mundo, debes llegar temprano, por ahí de las 20:00 hrs. y formarte con paciencia para recibir un par (o dos pares) de tacos bien servidos –las tortillas son tamaño casa, no tamaño taquería- con su respectivo jardín y una salsa inolvidable. 5 de Mayo, a 100 metros de Circunvalación.

Los Para Dos

Los Para Dos es una fonda imprescindible en Querétaro. Lo es por la sencillez en su arreglo, por su destreza para el sabor, por la lisura para las carteras y porque ahí se cocina la mejor cochinita pibil que se prepara en Querétaro y unos tacos de pollo en chile negro, dulce, picoso, espeso y abundante que entre los dobleces de una tortilla deleita con sólo el olor. Zacarías Oñate 3, Col. Cimatario.

44001542_UkmXNvXF3aCzR9UPgrKFucl8WKUJtRbykLQ_lJmd-Ng

Gorditas del Jardín Guerrero

Sí, hay gorditas en todas las esquinas de esta ciudad, pero éstas, las del Jardín Guerrero, tienen características que las diferencian de las demás: el local en el que se encuentran es tan pequeño que invitan a degustarlas en una cómoda banca del jardín de en frente, su horario abarca la mañana y la noche por lo que estas gorditas son buenas para el antojo de desayuno, de comida o de cena y la masa que las compone no es la usual. Las gorditas del Jardín Guerrero están hechas de un dorado maíz quebrado que al asarse provoca que el queso o las migajas que las rellenan no tengan par. Guerrero 1, a un costado del restaurante El Arcángel.

Paletas heladas de La Colonial

Todo aquel que tenga acceso a las invaluables recomendaciones de un queretano de verdad obtendrá en su lista de lugares a visitar una parada en la Paletería La Colonial. Debes probar la paleta de mango (cuando sea temporada) y la de nuez y pedir, luego, cualquier sabor otro sabor que se pueda antojar. Dr. Lucio 34, casi esquina con Zaragoza, Centro Histórico.

1455928_233373696830178_805400012_n

Martes de Mole de Amealco

Una de las tradiciones más arraigadas en el sur del estado es la afanosa preparación de mole para degustar todos los martes. En San Juan Dehedo, a unos minutos de Amealco se ofrece los martes – y a veces, desde el domingo – la especialidad: el mole rojo o verde. También en el Chamisal, otra comunidad de este municipio, se puede encontrar un platillo destacado de esa zona: el mole de guajolote.

Lo abarrotado del lugar es una de las tantas pruebas de que el irresistible sabor de la carne de la Barbacoa de Santiago se debe probar. Este pequeño restaurante ofrece inequívocas delicias al futuro comensal. Quesadillas y deliciosas salsas acompañan envidiablemente a este manjar. Palmillas, Querétaro.

12736901_755689317908898_258265667_o

Con información de: Querétaro Travel