Agencias de espionaje informan a Trump de que Rusia tendría información importante

Este viernes un documento presentado por las agencias de inteligencia de Estados Unidos al presidente electo Donald Trump contenían datos, que hasta el momento no han sido revelados, donde se alega que Rusia posee información personal y financiera que puede comprometer al empresario, esto según la CNN.

El contenido del informe no está verificado y tampoco se conoce su procedencia, por lo que puede tratarse de una intoxicación. Pero, según varios medios estadounidenses, los espías estadounidenses decidieron presentarlo al presidente electo porque consideran que las fuentes son suficientemente creíbles como para transmitírselo, además de pensar de que Trump debe saber que estaban circulando estas alegaciones dañinas.

Lo novedoso no es tanto la existencia de estas supuestas revelaciones sobre Trump, ya conocidas pero nunca confirmadas, sino que las agencias de inteligencia de EE UU las hayan transmitido tanto al presidente electo como al todavía presidente Barack Obama.

Esta “filtración” llega días después de que Obama pidiera el apoyo a sus servicios de inteligencia para acusar a Rusia de “interferir” en las elecciones del pasado noviembre. Las fuentes que fueron consultadas por la cadena de televisión CNN aseguran que los líderes del Congreso y el Senado han podido conocer el contenido de esas alegaciones.

La cadena de televisión asegura que el FBI ha abierto una investigación sobre la credibilidad de tales acusaciones. Se basan principalmente en datos que manejan fuentes rusas y que han sido recopiladas por un exagente del servicio secreto británico que ha trabajado anteriormente con EE UU.

De confirmarse su veracidad, también quedaría demostrado que Rusia recopiló información que podía perjudicar a los dos candidatos presidenciales pero decidió publicar únicamente la relativa a Hillary Clinton. Los detalles que aparecen en estos documentos podrían haber servido para chantejear a Trump y forzarle a acercarse a las posiciones de Rusia.

En el informe presentado al presidente electo se explica que durante la campaña “hubo un intercambio de información continuado entre personas cercanas a Trump e intermediarios del gobierno ruso”, según publica CNN citando a dos agentes de seguridad nacional.

Según la cadena estadounidense, la información recopilada acerca de Trump tiene su origen en adversarios anónimos del presidente electo en la campaña electoral. La investigación de oposición (oppo research, en inglés)es una práctica común en EE UU, que consiste en buscar información perjudicial para el oponente con el objetivo de difundirlas durante la campaña.

El documento circulaba desde el verano. “Lo que ha cambiado desde [el pasado verano]”, explica la cadena CNN, “es que las agencias de inteligencia de EE UU consideran al agente británico y su amplia red en toda Europa como una fuente suficientemente creíble como para incluir su información en los documentos presentados al presidente y al presidente electo”.