El gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, acudió a la cena con motivo del “Día del Taxista”, en donde reconoció a este gremio como pieza fundamental de la movilidad social, economía, turismo y desarrollo de Querétaro.

“Pero hemos sabido superar nuestras diferencias, colocando a Querétaro en el centro de nuestras decisiones: con respeto, con diálogo y construyendo por Querétaro. Hoy vengo precisamente con esa voluntad ante ustedes: la voluntad de escuchar sus causas y sus razones, la voluntad de renovar un diálogo que nos fortalece y la voluntad de superar diferencias para construir nuevas alianzas”.

Además reconoció el trabajo diario del gremio de taxistas conformado por dos mil 500 concesionarios y siete mil choferes.

Domínguez Servién aseguró que ha instruido a su equipo de trabajo para poner en marcha proyectos en beneficio de las y los queretanos, tal es el caso del transporte público.

“Ellos trabajan ya, sin pretextos, en la implementación de un proyecto que escuchará, atenderá y dará respuesta a las necesidades de su gremio. Un programa de acciones para regular a quien deba ser regulado y para marginar a quien actúe fuera de la ley. Un programa transversal en el que ya se verifican acciones de construcción y mejoramiento de infraestructura para el transporte público”.

Finalmente, el Gobernador invitó a los asistentes a seguir haciendo equipo, pues “vamos juntos por un servicio moderno que esté a la altura de Querétaro, de sus taxistas y de su futuro”.