En la ciudad de Querétaro se continúa implementando el programa Tómate la Vida en Serio, con el fin de evitar accidentes vinculados con el consumo de alcohol y así proteger la vida y los bienes materiales de la población.

Esta semana que concluyó se efectuaron de manera aleatoria 930 pruebas de alcoholimetría a tripulantes de automóviles, en los diversos puntos de revisión en vialidades estratégicas.

Como resultado de esta medida de prevención 59 hombres y 14 mujeres tuvieron que presentarse ante el Juez Cívico, quien les aplicó la sanción correspondiente por sobrepasar los límites permitidos en la ingesta de alcohol.

Por otra parte, 66 autos quedaron a resguardo de las autoridades al no haber alguna persona que se hiciera cargo de ellos.