Dentro de 6 meses, los verificentros de Querétaro deberán adoptar las medidas establecidas por la Norma Oficial Mexicana de Emergencia (NOM-EM-167-SEMARNAT-2016), la cuál implica que habrá tres tipos diferentes de verificación vehicular.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) dio a conocer que esta norma hace más estrictos los límites de emisiones al incorporar el uso de nuevas tecnologías, y que aplica para vehículos particulares, transporte público y de carga, así como vehículos con placas federales.

La norma entra en vigor el próximo 1 de julio en los estados que conforman la Megalópolis: Estado de México, Morelos, Ciudad de México, Puebla Tlaxcala e Hidalgo.

Sin embargo, al convertirse en Norma Oficial mexicana después de 6 meses de vigencia, será obligatorio que los estados que cuentan con programas de verificación vehicular la adopten.

A partir de que se instalen estas nuevas disposiciones en Querétaro, los vehículos modelo 2016 y posterior estarán exentos de verificaciones por cuatro años.

Los tres tipos de diagnóstico son: Sistema de Diagnóstico a bordo (OBD) para vehículos posteriores a 2006, método de prueba dinámica para autos modelo 2005 y anteriores, y la prueba estática para unidades que no puedan subir al dinamómetro porque son de doble tracción, 4×4 o diésel.

El holograma «0» acreditará la lectura del sistema OBD, además de que tendrá que pasar las pruebas del dinamómetro. Los límites de emisión de óxido de nitrógeno (químico que se intenta disminuir) se han fijado en 250. Es decir, un 83% más estricto de lo que se tenía en el procedimiento anterior.

los hologramas 1 serán operados con el sistema tradicional, pero con límites más duros para el óxido de nitrógeno.

El holograma 2, para las unidades más viejitas, pasarán por el dinamómetro y tendrán que garantizar bajas concentraciones de contaminantes.

El próximo 1 de julio entra en vigor esta norma, lo que conlleva que los vehículos de Michoacán, Querétaro y Guanajuato -cuyos verificentros no cumplen con estas condiciones- verán limitada su circulación por la Ciudad de México. En especial ha causado revuelo el hecho de que serán considerados estos vehículos como foráneos, lo que implica que sólo podrán circular por la CDMX de 11 de la mañana a 10 de la noche.