En lo que va del año, las autoridades han clausurado un total de 15 antros y bares en la capital queretana debido a que reportaban irregularidades de diversos tipos.

De acuerdo con el secretario de Gobierno municipal, Manuel Velázquez Pegueros, el principal motivo por el que estos centros nocturnos han sido clausurados es que no contaban con licencia de funcionamiento o se excedían en el horario reglamentado.

Por otro lado, mencionó que algunos de estos establecimientos fueron cerrados debido a que permitían el ingreso a menores de edad, lo que también les supuso una multa de un millón 600 mil pesos.

Finalmente, el funcionario llamó a los encargados de establecimientos de este tipo a mantener la paz y el orden y acatar las reglas, así como tramitar sus permisos y tener sus papeles en regla.